Quiénes somos

En el año 2011, un grupo de estudiantes de los últimos cursos del conservatorio, viendo que se acercaba el final de su etapa formativa y que en un futuro cercano debían adentrarse en el mundo laboral, les surgían distintas preguntas: ¿Y ahora qué? ¿Me dedico a la interpretación o a la docencia? ¿Cómo puedo conseguir visibilidad como músico? ¿Y para mis proyectos musicales? ¿Qué necesito para empezar a dar conciertos? ¿Dónde puedo difundir mi agenda? ¿Dónde me puedo informar de forma actualizada de las oportunidades de formación y empleo?

Y a medida que sus carreras evolucionaban, iban surgiendo más preguntas: ¿Dónde encuentro a un técnico de sonido para grabar mi primer CD, a un técnico de vídeo para el videoclip, a un diseñador gráfico para la carátula, o a un fotógrafo para la imagen? ¿Dónde puedo contactar con un pianista acompañante para ir a una audición, o con un tenor para conformar un coro? ¿O a un luthier para que repare mi instrumento? ¿Cómo puedo encontrar partituras para mis proyectos, compositores, arreglistas o alguien que sepa transcribir y manejar editores de partituras?

En este escenario surge la idea de crear una plataforma que pudiera, por una parte, ayudar a los profesionales de la música en su salida al mundo laboral, y por otra, que permitiera conectar los distintos agentes culturales, profesionales y empresas relacionados con la música, con objeto de aunar esfuerzos, facilitar la transmisión de información y ayudar a la vertebración del sector.

Un espacio en el que compartir y descubrir información sobre empleo y formación, en el que los músicos profesionales (cantantes, instrumentistas, compositores, directores y agrupaciones) pudieran dar a conocer su trayectoria, sus obras, sus propuestas musicales, sus interpretaciones, sus agendas, sus novedades, y su información de contacto, facilitando la contratación directa.

Un lugar donde los programadores (privados y públicos, festivales, administraciones, entidades locales…) pudieran encontrar al artista, grupo o programa de concierto que necesitan, escuchar propuestas y contactar con los artistas en un único espacio. Donde las entidades educativas pudieran publicar sus ofertas formativas. Donde los artistas pudieran encontrar servicios profesionales (fotografía, edición de sonido, de video, talleres de luthería, librerías, bibliotecas) que les permitan avanzar en su carrera, crear sinergias y adaptarse a las nuevas tendencias de promoción, difusión y comunicación. Donde las orquestas, compañías, festivales y administraciones pudieran publicar sus convocatorias de empleo y formación. Donde los amantes de la música pudieran seguir a los artistas que les gustan, comprar entradas, enterarse de sus conciertos, escuchar y adquirir su música… y mucho más.

Era además nuestra voluntad luchar contra malas praxis. Como el secretismo que envuelve a las audiciones y procesos de selección. O el amiguismo en la programación de conciertos. O el hecho de vender conciertos en papel, cuando la música debe ser escuchada. O algunos malos hábitos como basar la promoción en redes sociales, donde es muy difícil buscar, o basarla en el mailing, impidiendo la indexación y posterior recuperación de estos contenidos.

Se estableció que la web debía seguir una filosofía 2.0, donde el usuario sería el protagonista y quien nutriría de contenidos la plataforma. Estas aplicaciones 2.0 ofrecen entornos digitales dinámicos, con actualizaciones diarias e implicación directa de los usuarios. Nos permiten el aprovechamiento de la inteligencia colectiva, la creación de sistemas de recomendación y experiencias ricas para el usuario independientemente del dispositivo desde el que se accede.

Así, en 2012 vio la luz la primera versión de la plataforma, con el nombre papelpautado.es. Por aquel entonces contaba con funciones y características que ya permitían vislumbrar su potencial. Se aplicó un sistema de etiquetado para describir los contenidos, facilitando de esta manera su estructuración y su posterior recuperación.

En 2016 se realizó una profunda actualización de la web, tanto en el apartado visual como en su estructura y funciones, pasando a llamarse RedMusix.com. Se decidió pasar a usar el framework de wordpress, con objeto de aumentar la adaptabilidad y compatibilidad de la plataforma.

En 2018 nuestro proyecto fue seleccionado para recibir una ayuda del Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España, entre más de 400 proyectos candidatos relacionados con las industrias culturales y creativas.

De esta manera, en marzo de 2019 se publicó la última versión de RedMusix, con un aspecto renovado, más intuitivo y minimalista, y una mejora importante en funcionalidades y experiencia del usuario.

Actualmente el equipo de RedMusix lo integran profesionales con diferentes perfiles, músicos, mánagers, gestores culturales, profesionales de la información y desarrolladores informáticos, y contamos con colaboradores en los campos del diseño gráfico, la edición audiovisual, la publicidad y el periodismo.

Un equipo que aúna juventud, experiencia, sensibilidad artística y pasión por la música y la tecnología, que conoce de primera mano las necesidades de los músicos y sus vicisitudes, así como la casuística que envuelve la industria musical actual.

Muy agradecidos a nuestros usuarios por su confianza depositada todos estos años en nuestra plataforma, y muy orgullosos por el camino recorrido e ilusionados por el que aún nos queda por recorrer.

¡Bienvenidos!