De nuevos y viejos mundos (Música para el alma en las Españas del XVII)

Fecha de publicación:4 febrero, 2017
Publicado por
  • Estilo:
  • Precio: 4000€ netos (gastos desplazamiento fuera de la Comunidad Valenciana no incluidos)
  • Duración: 60' aprox
  • Modo facturación: Posibilidad de facturación. También se puede facturar por mediación de gestora.
  • Dossier: Descargar

Sinopsis

El siglo XVII es una época de esplendor cultural en todos los reinos de la corona española, tanto de la península como de las colonias americanas, donde la explosión de talentos es constante: Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Quevedo, Calderón, Góngora, Murillo, Velázquez, Zurbarán, Gaspar Sanz, Sor Juana Inés de la Cruz, Antonio de Salazar, José de Torres, Cabanilles y un largo etc. que denotan un crecimiento en todas las artes, contribuyendo a un último esfuerzo por aparentar lo contrario de lo que estaba ocurriendo: el hundimiento de un imperio. El decaimiento económico debido a la expulsión de los moriscos, el descenso demográfico a causa de las pestes, la sangría económica por las guerras, las revueltas internas como las Germanías y la inestabilidad política que desemboca en la Guerra de Sucesión son una muestra de la convulsión interna que azotó a la metrópoli durante todo aquel siglo.

Por el contrario, otras de estas manifestaciones culturales vienen dadas como resultado de una pujanza económica en tiempos de prosperidad, sea el caso, y valga de ejemplo, el de los distintos virreinatos que actualmente conforman Perú, México, Bolivia o Guatemala.

Si alguna de estas artes fue de especial importancia, esta sin duda fue la música, y más concretamente la producida para los centros religiosos, ya sea en las grandes catedrales, conventos o en las misiones que sirvieron de piedra angular en la conquista y evangelización de América.

En este programa Amystis aborda un interesante repertorio que refleja el trabajo realizado por los principales maestros de la península (centrándose en los que ejercieron su ministerio en los centros litúrgicos más importantes de la Corona de Aragón) y de los territorios del Nuevo Mundo. Para ello se han seleccionado diferentes villancicos en los que por una parte, se aprecia la herencia en la pericia constructiva de los maestros del siglo de oro, y por otra se integran elementos de corte más popular que llegan, en el caso de las obras de ultramar, a sufrir un mestizaje con las tradiciones populares indígenas y típicas de los esclavos negros traídos de África.

El villancico, en su génesis, apareció como una composición en lengua vernácula, incorporada a la liturgia católica (aunque se consideran obras paralitúrgicas) en el oficio de maitines, como sustituto o complemento de los responsorios que suceden a las lecciones de cada uno de los nocturnos, desde finales del S. XV.

El hecho de ser en romance hizo que esta forma fuera muy del gusto del pueblo que se agolpaba para escuchar las nuevas composiciones que se escribían para cada festividad, teniendo en cuenta que era de obligado cumplimiento para los maestros de capilla que todos sus villancicos fueran nuevos, ex profeso para la ocasión, a diferencia de las obras latinas usadas en la liturgia, las cuales podían ser de otros maestros o propias, pero no nuevas. Las letras de estas obras se repartían o vendían en papeles sueltos impresos para su seguimiento y versaban siempre sobre temas religiosos, a veces escritos con doble significado, en torno a la dualidad amor carnal – amor divino, con un mensaje doctrinal transmitido en mayor o menor medida de manera subliminal y sirviéndose de diferentes figuras simbólicas que representaban los diferentes elementos de la doctrina católica.

Los siglos han pasado y el público y sus circunstancias han evolucionado, pero sigue sintiéndose atraído por este repertorio, que aunque sacado de su contexto original, sigue haciendo las delicias del oyente ávido por descubrir nuevos mundos sonoros.

Programa

Xicochi conetzintle – Gaspar Fernández (1566-1629)
(Chanzoneta a 4 a la Natividad. Oaxaca, México)
Tierno manjar, pan divino – Joseph Ruiz Samaniego (1563-1673)
(Villancico al Santísimo Sacramento. Zaragoza)
Hanacpachap Cussicuinin – Juan Pérez Bocanegra (1598-1631)
(Himno a la Virgen María. Lima, Perú)
Riendo el aurora – Juan Bautista Comes (1582-1643)
(Tono al Nacimiento. Valencia)
Para regalo y bien mío – Juan Bautista Comes (1582-1643)
(Villancico al niño Jesús. Valencia)
Del cielo es este pan – Juan Bautista Comes (1582-1643)
(Villancico al Santísimo Sacramento. Valencia)
A la vida bona – Juan Arañés (¿?-1649)
(Un sarao a la chacona. Publicada en Roma, Italia)
Para qué se viste flores – Juan Gutiérrez de Padilla (1590-1664)
(Villancico a la Natividad. Puebla de los Ángeles, México)
Convidando está la noche – Juan García de Zéspedes (1619-1678)
(Villancico a la Natividad. Puebla de los Ángeles, México)
El galán que ronda las calles – Juan Bautista Cabanilles (1644-1712)
(Dúo al Santísimo Sacramento. Valencia)
Al llanto más tierno – Juan de Araujo (1646-1712)
(Villancico para la Navidad. Chiquitos, Bolivia)
Madre, la de los primores – Sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695)
(Villancico a la Virgen María, Guatemala)
Un maestro de capilla – Pere Rabassa (1683-1767)
(Villancico al Nacimiento de Cristo. Segorbe, Castellón)
Oigan, escuchen, atiendan – Manuel de Mesa y Carrizo (1752-1804)
(Jácara a la concepción de Nuestra Señora. Sucre, Bolivia)

Audio

Necesidades técnicas

Órgano positivo afinado a 44oHz

Vídeos